Conoce el “Free-Cooling”

Un profesor me digo: “no es tan sofisticado”, ¡es como abrir una ventana!, la operación más sencilla para que entre el fresquito en una casa o una habitación.”

Pero la cosa se complica cuando se habla de edificios de alta ocupación como oficinas, centros comerciale y también aquellos de un uso más especia como son losde uso sanitario. En estos lugares, la ventilación no queda reducida a este sencillo gesto.

Yo soy Ana, topógrafa, ingeniera en renovables y esto es con G de GEO, un programa que acerca conceptos de eficiencia energética, energías renovables, sostenibilidad y toda la parte de la ingeniería que ayuda al cuidado del planeta. Un podcast ofrecido por la red Podcastidae. ¡BIENVENIDOS!

Ya hablé en un episodio anterior sobre la importancia de la ventilación en las estancias; una operación sencilla y bien barata que mejora notablemente la calidad del aire interior y la sensación de confort, necesario para la correcta realización de actividades. Lo mismo ocurre con la necesidad de una correcta temperatura o nivel térmico.

El sector de la climatización ofrece numerosas alternativas en sistemas y tecnologías, que facilitan esta operación.

Hoy traigo a comentar la técnica del free-cooling, refrescamiento gratuito en su traducción, y que con el adecuado equipo reduce la energía que un sistema emplea en la refrigeración de una estancia de manera artificial.

Para bajar la temperatura en una sala o edificio es necesario el aporte de aire frío (un aporte entrecomillado, ya que la termodinámica nos enseña que es el calor el que se retira); lo que pretende el free-cooling es ayudarse de las bajas temperaturas exteriores para realizar este refrescamiento interior. Es por eso que para que el sistema free-cooling trabaje, es necesario contar con menores temperaturas en el exterior respecto al interior.

El funcionamiento de este equipo se basa en la inclusión de un juego de compuertas y filtros de aire que permiten la entrada y recirculación de las diferentes corrientes de aire, asegurando la renovación del mismo mejorando además su calidad.

La metodología free-cooling forma parte del sistema de climatización del edificio en cuestión. Hay que añadir que este conjunto debe ser diseñado adecuadamente para esta función, no puede integrarse en un equipo de climatización ya existente. Además, para que un edificio pueda contar con la técnica del free-cooling en su sistema de climatización, esta debe ser mediante el empleo de aire. 

Y, ¿por las noches? Las estancias no solo se calientan con el uso, el paso de personas, o la radiación incidente… existe una parte de ese calor que absorben muebles, el suelo, cortinas u otros elementos y queda “como almacenada”, de tal forma que es en las horas nocturnas cuando ese calor se podría decir que “se escupe” de nuevo al espacio. En viviendas es lógico en los meses calurosos abrir las ventanas en la noche para refrescar un poco, cosa que se nota enseguida según las dimensiones, claro. Pero en edificios de alta ocupación, como los que he nombrado antes, abrir las ventanas cada noche, pues no es una operación precisamente práctica.

En esta versión en la que el equipo entra a trabajar en turno de noche es lo que se conoce como Nigth-Cooling, de tal manera que, con las subidas de temperatura del día siguiente, el calor remanente interior no estará presente, por lo que el sistema de climatización podrá ejercer su trabajo con un notable ahorro de energía

Como se puede comprobar, el free-cooling es algo más que abrir una ventana.

LA RECOMENDACIÓN BLOGUERA, EN Con G de GEO:

Y esta, será la última vez que lamentablemente escuchemos la voz de Enoch diciendo esta frase, porque la recomendación bloguera ¡cambia de nombre!

Esta mini-sección en la que siempre ofrezco un interesante texto que acompañe al contenido del programa, y que en mi caso suelo preparar con libreta en mano, desde hoy pasa a llamarse “Del blog al bloc” no sé si me ayudará al posicionamiento este cambio, pero por curioso ¡que no quede!

La climatización tiene muchos adeptos, y hay un blog que ya he compartido por aquí, que en temas de ventilación, para mí, ¡es de los mejores!. Y es el blog de Siber, en www.siberzone.es. En él, en su artículo “Free-Cooling: un método efectivo de ahorro energético”, explican de una forma más técnica, toda esta tecnología y, además, introducen la inclusión de estos sistemas free-cooling también en equipos de ventilación mecánica controlada a modo de recuperador térmico. Para aprender un poco más de ello, dejo el enlace en las notas del programa. No dejéis de visitarlo que en él también recomiendan otras interesantes lecturas.

Y, ¿¡quién sigue formando parte de #ConGdeGEO!? Pues, ¡nuestros compañeros de la web www.trabajaenmedioambiente.com! la web de empleo de referencia en el sector ambiental, y que se une una temporada más como padrino de este espacio de ingeniería.

Yo soy Ana, y esto ha sido Con G de GEO.

Para seguir comentando más temas de eficiencia energética, renovables, sostenibilidad e ingeniería, nos leemos en redes tras la etiqueta #ConGdeGEO, en el blog, http://www.congdegeo.wordpress.com y en los contactos que encontraréis en la web www.podcastidae.com/podcast/con-g-de-geo/.

Encantada de estar de vuelta, nos escuchamos pronto y como siempre, para que sean eficientes, las herramientas ¡hay que utilizarlas bien!

**Escucha el episodio, en el siguiente enlace**

Conoce el «free-cooling» #29

 

¡Con G de GEO, en su versión podcast, retoma el micro!

Mañana 11 de Octubre, arranca una nueva temporada de la que me alegra anunciar algunos cambios que, espero, resulten positivos a la iniciativa.

Una nueva música introducirá el programa y también una nueva melodía acompañará toda la narración.

Los contenidos que se compartirán en los próximos meses ¡amplían campos!, así que a las renovables, a la eficiencia energética y a la edificación, se les unirá más contenido de arquitectura, más climatización y nuevos temas que nos introducirán en las renovadas herramientas por las que que muchos sectores de la ingeniería apuestan para la mejora de resultados que harán de este planeta un lugar mejor.

Nuevas y habituales voces acompañarán en muchos de los episodios. (Intentaré regalar, además, alguna conversación!!)

Más contenido en redes y más detalles de los colaboradores se compartirán en este mismo blog.

Los blogs son los que han inspirado Con G de GEO desde el principio, así que por supuesto, la recomendación bloguera seguirá con nosotros! Peeeeero, ¡con un nombre nuevo! En el primer episodio la presento! No se lo pierdan!

Como siempre, cada dos semanas nos escucharemos en todas las plataformas de podcasting, y esto es gracias a la red www.PODCASTIDAE.COM, la familia de podcast de ciencia, medioambiente y naturaleza.

Un especial guiño siempre a los compañeros de la web www.TRABAJAENMEDIOAMBIENTE.com, que continúan como padrinos de este espacio. ¡GRACIAS CHICOS!

¡Yo soy Ana, y esto es Con G de GEO!

Muchas gracias, a los demás, por seguir al otro lado del audio 

 

Escucha el renovado programa en:

Herramientas bioclimáticas en la cabaña de Heidi

La bien llamada arquitectura bioclimática, es el área del diseño arquitectónico encargada de recuperar el potencial energético del exterior (sol, vegetación, topografía…) e integrarlo en la función energética de cualquier edificio.

Existen multitud de alternativas que se consideran herramientas bioclimáticas; las más habituales son las integradas en el diseño como la orientación de las fachadas, la realización de sótanos, porches o el empleo de materiales locales para la propia construcción.

Otras, menos habituales pero fácilmente aplicables son el empleo de toldos, celosías o vegetación.

Dicho esto, desde luego la arquitectura bioclimática no puede considerarse una invención moderna, y eso es algo que sabía el abuelo de Heidi.

Si visualizamos por un momento esa bonita cabaña ubicada en Los Alpes Suizos, (los que ya tenemos “taitantos” años), recordaremos que esa particular casita contaba con un cobertizo para animales, un pajar y multitud de detalles en madera. Pues todo eso, tenía su función bioclimática a parte de la decorativa y la funcional.

Me resultó muy agradable la preparación del contenido para el podcast del mismo nombre que este post, y que podéis escuchar en el siguiente enlace:

Audio: HERRAMIENTAS BIOCLIMÁTICAS EN LA CABAÑA DE HEIDI

Un programa que nos lleva de nuevo a la niñez de muchos y a comprender la importancia en el aprovechamiento de cada detalle sobre todo en esas localizaciones tan aisladas.

Los oyentes más habituales ya conocen mi positivo gusto por la información compartida en blogs, y que en cada episodio procuro recomendar un texto que aporte al contenido del audio. La recomendación bloguera de este episodio quedó bastante corta, así que aprovecho para incluir aquí un texto genial de un bloguero especializado en viajes, y que ha estado él mismo en la verdadera cabaña de Heidi (documento gráfico demostrativo a continuación).

El post de título LA CASITA DE HEIDI, CÓMO IR Y VOLVER CON 1000 HISTORIAS, cuenta de primera mano que no hay una sino ¡DOS! cabañas (la de invierno y la de verano, la del pueblo y la de la montaña) en la particular estampa montañesa, y que en efecto, esta visita te traslada al escenario donde habitaban todos esos entrañables personajes.

Gracias Miguel, y todo el equipo de Diario de un mentiroso por permitirnos la recomendación de vuestro blog!! (Web y redes del proyecto, al final de este post).

El ritmo de vida actual, el ocio y las actividades al aire libre, no permiten dedicar tiempo a los espacios en los que tantas horas pasamos, la arquitectura bioclimática recupera ese efecto tan necesario.

Puede que no todos tengamos la opción de contar o elegir viviendas planificadas con un diseño bioclimático en origen, pero la primera que debe ser bioclimática es nuestra mentalidad, y hay otras actividades que nos ayudarán a aprovechar más y mejor las condiciones energéticas con las que ya cuenta nuestra vivienda; entre ellas se incluyen en empleo de materiales de diferentes texturas en el revestimiento de la ropa de hogar (muebles, cortinas…) o la redistribución de los espacios interiores priorizando la disposición de las zonas de trabajo y descanso en función de la luz natural incidente.

Tenemos a la disposición de nuestro hogar la mayor estufa y la lámpara más eficiente, que no consumen energía, sin emisiones contaminantes y totalmente gratis, que es el sol.

Cuéntame qué te parece cambiar tus ideas por unas adaptadas al modelo de hogar bioclimático… Cuéntame si ya empleas técnicas bioclimáticas en tu casa o trabajo… y cuéntame qué te han parecido las herramientas bioclimáticas de la cabaña de Heidi… Para ello, puedes dejar un comentario o compartirlo en tus redes con la etiqueta #ConGdeGEO.

Mientras llega el siguiente programa, me encontraréis compartiendo actualidad en las redes con:

A los encargados de llevarnos por un momento a la auténtica cabaña de Heidi, los encontraréis detrás de:

Gracias por seguir al otro lado del texto. ¡SED EFICIENTES!

Curso de certificación energética de edificios en SUPERINGENIERO.es

El uso indiscriminado de la energía en todas sus vertientes ha dado como resultado un planeta estresado en cuanto a recursos naturales se refiere. El consumo energético que tantos beneficios ha dado al desarrollo técnico e industrial, no tiene vistas de disminuir.

Limitar el consumo de energía (tanto eléctrica como térmica) no es tan sencillo, puesto que la mayoría de procesos humanos requieren de uno u otro suministro. Así, no podemos consumir menos, pero sí podemos consumir mejor.

Actualmente existen numerosas opciones y recursos que nos permiten conocer el volumen de energía que consumimos en viviendas y negocios. Y una de estas herramientas es el CERTIFICADO DE EFICIENCIA ENERGÉTICA. Este documento recoge toda la información energética de diferentes tipos de inmuebles y es obligatorio en los procesos de compra/venta y alquiler de propiedades.

La necesidad de profesionales certificadores es patente, y para ello, una óptima formación es esencial.

Los profesionales de www.SUPERINGENIERO.es ponen a disposición una formación tanto teórica como práctica en materia de Certificación Energética de Edificios.

El curso de formación consta de diferentes módulos en los que se incluye todos los conceptos relacionados con la eficiencia y el comportamiento energético de un edificio, así como la legislación aplicable. Se incluye todo el material audiovisual necesario y el seguimiento continuado del profesorado para la resolución de dudas.

Futuros certificadores, ¡este es vuestro curso!

Aquí puedes consultar la información completa del curso:

Los alumnos te recomiendan el curso:

y… AQUÍ, puedes inscribirte:

¡¡RECUERDA!! … Si has conocido este curso gracias a Con G de GEO, no olvides indicarlo en los comentarios junto a tu inscripción.

Sí a la aerotermia

La energía aerotérmica

La conocida como aerotermia o energía aerotérmica, es la energía térmica obtenida de forma directa de la temperatura del aire del ambiente exterior. La obtención de este tipo de energía se basa en el aprovechamiento del calor existente en el ambiente, incluso cuando se cuenten con temperaturas muy bajas en el exterior.

El funcionamiento básico de la energía aerotérmica comparte sistema de trabajo con los habituales equipos de generación térmica mediante la técnica conocida como bomba de calor. Este proceso lo protagonizan los comportamientos termodinámicos de los gases que emplean estos aparatos. Los gases llamados refrigerantes, tienen la propiedad de absorber calor en su expansión, y de la operación inversa en su compresión, la liberación de calor. Esta operación tiene lugar en el interior de los equipos.

Del conjunto de estas operaciones, se obtiene un completo instrumento que une calefacción, refrigeración y producción de ACS, basado en la eficiencia de trabajo y en el empleo de un recurso de origen renovable.

Sistemas de reparto de calor con aerotermia

La instalación de un sistema de climatización mediante la aerotermia, no supone ningún reto técnico ni operacional en cualquier tipo de edificación.

Los habituales sistemas de reparto de calor, tanto los radiadores como el cada vez más extendido, suelo radiante, son elementos totalmente compatibles con los sistemas de generación de energía aerotérmica. De esta forma, tanto en obra nueva como en edificios o viviendas existentes, se pueden aprovechar los elementos de reparto de calor con los que ya se cuentan.

Respecto al trabajo de la aerotermia con radiadores, hasta la fecha, para una climatización eficiente mediante estos equipos, ha sido necesario el empleo de los llamados radiadores de baja temperatura; un modelo de equipos que trabajan con un intervalo de temperatura óptimo para la aerotermia.

En la aerotermia con radiadores, actualmente se cuenta con una novedosa noticia, y es su compatibilidad con los radiadores convencionales. En los últimos meses, la tecnología de los equipos de aerotermia ha avanzado obteniendo equipos capaces de trabajar con rangos de alta temperatura necesarios para los radiadores convencionales. La ventaja que supone este hecho es la alternativa a seguir empleando estos equipos en instalaciones existentes sin necesidad de instalar nuevos equipos ni de redimensionar el circuito hidráulico.

Tanto para radiadores como para suelo radiante, se estará hablando de sistemas de reparto del tipo “aire-agua” (obtención de energía térmica del aire exterior transmitida al agua).

El otro ámbito de reparto de la climatización es mediante la modalidad “aire-aire” (obtención de energía térmica del aire exterior transmitida al aire de consumo), un caso muy similar al de otros tipos de equipos de aire acondicionado tanto para frío como para calor.

Si precisa de electricidad… Si cuentan con gases refrigerantes tóxicos… ¿por qué es la aerotermia una energía renovable?

La condición de la renovabilidad de esta tecnología, saltó a debate con un afirmación proveniente del área de energía del Instituto Vasco de Competitividad, indicando que la aerotermia no podía considerarse como energía renovable al no alcanzar un coeficiente de rendimiento mínimo (COP) de 4,5, obtenido este fuera de las condiciones interpuestas en laboratorio.

Aún así, no hay duda de que, del mismo modo que otras energías de origen renovable, la fuente de la aerotermia, también cuenta con un origen inagotable de energía, así pues, la anterior afirmación no está basada en dicha fuente inagotable, sino en la eficiencia de su empleo.

Mucho he aprendido sobre aerotermia (y lo que queda!!) desde que se emitió este episodio Sí a la aerotermia en los inicios de Con G de GEO en su versión podcast, en Podcastidae.

Escucha”Sí a la Aerotermia | Con G de GEO #03″ en Spreaker.

Cuéntame qué te parece este genial modelo de energía térmica en los comentarios, o utilizando en tus redes la etiqueta #ConGdeGEO.

Mientras preparamos el siguiente programa, me encontraréis compartiendo actualidad en las redes con:

Refs:

https://re-magazine.saunierduval.es/2019-01-18/radiadores-de-baja-temperatura-para-calefaccion-basada-en-aerotermia

https://nergiza.com/puedo-usar-radiadores-tradicionales-con-aerotermia/

Aerotermia con radiadores: bomba de calor aerotérmica para calefacción | Marketplace Caloryfrio

Con el ahorro de energía salimos ganando

Al igual que muchas otras iniciativas, áreas y actividades dignas de recordar, para tener presente algunos campos, se han propuesto efemérides establecidas, también conocidas como “el día mundial de…”

Para muchas de ellas, siempre hay colectivos que nos recuerdan que “el día de los abuelos debería ser todos los días del año”, o “el día de tal enfermedad”, o “el día del medio ambiente”… y eso ¿por qué?… Evidentemente porque todo el año tenemos que convivir con familiares, enfermedades, actividades, entorno, trabajo…

Visibilizar cada una de estas iniciativas nos permite acercarnos a ellas, experimentar durante 24 horas lo importante que es, los cambios que puede acarrearnos, o lo cerca que la podamos tener.

En este completo calendario, el 21 de octubre señala un tema cada vez más presente y que nos toca a todos. La energía en todas sus formas. La energía eléctrica, la térmica, su ausencia, su dependencia, su generación y su gestión.

No es necesario contar la historia de la energía desde sus inicios, ni su evolución, ni los diferentes modelos de energía con los que se cuenta. El día mundial de ahorro energético está para concienciar a cerca del uso de la energía a nivel individual, desde que suena la alarma cada mañana.

Y es que es muy fácil necesitar café y enchufar la cafetera, necesitar luz y encender una bombilla, tener frío y encender la calefacción, todo ello al instante. Esto nos lo permitimos, porque podemos, porque tenemos un sistema energético que, tras años de diferentes gestiones, nos genera la necesidad de energía y a la vez la oportunidad de satisfacer esa demanda.

Una demanda de energía cada vez mayor, porque cada vez llegan a nuestras vidas más y más artículos que precisan de energía eléctrica, desde libros a coches.

Otro escenario, gran consumidor de energía, es la climatización de espacios. Tanto en los hogares, como en el trabajo o en centros de ocio, precisamos de cierto confort térmico, (frío y calor), un confort que se consigue también con el óptimo consumo de energía.

El continuar con ese ritmo de consumo energético, impide que este sea equilibrado y sobre todo sostenible en el tiempo.

Para garantizar unas condiciones de progreso social a las generaciones que están naciendo hoy, es preciso que el consumo de energía sea moderado, y sobre todo eficiente.

La eficiencia se cumple obteniendo el mayor beneficio con el menor consumo, y esto también se emplea en el consumo de energía. ¿También hay que decir cómo?

El ahorro de energía, radica en eliminar el consumo eléctrico innecesario, y en el caso de la energía térmica, evitar las pérdidas. ¿También hay que decir cómo?

Entre las ventajas destaca en un primer nivel, la económica, el ahorro de dinero es el principal afectado sobre todo en los ingresos familiares. Pero a medio y largo plazo, se unen otras muchas como las políticas (reducción de la dependencia energética), las sociales (energía para uso público como calles, transporte, centros sanitarios y de ocio…) y las más importantes, las ventajas medioambientales (menos emisiones contaminantes, menor consumo de recursos naturales y mejoras en el impacto en la salud humana).

Qué.. . ¿salimos ganando o no?

Junto a la lectura, recomiendo escuchar este episodio de la versión podcast de Con G de GEO, en la que también se valora ese particular aumento en el consumo de energía.

Feliz día del ahorro de energía

Fuente Imagen: Pixabay

¿Necesita el planeta una “dieta milagro”?

No soy una experta en nutrición, y además, creo tener la suerte de contar con la posibilidad de un alimentación correcta por lo que, no sin un poquito de voluntad, no de tenido nunca que recurrir a estos procesos. Esos toques de varita mágica que, por lo visto, sin régimen y sin pasar hambre, hacen que recuperemos la figura en un santiamén!

En cambio, sí he tenido que pasar por el fisioterapeuta. Años de malas posiciones frente al ordenador, de llevar peso en un hombro, de reducir mi actividad física únicamente en ir a la máquina de café… hacen que precisemos de estos profesionales de forma urgente…

Peeeeero… ¿qué pasa después? ¿qué pasa cuando ya estamos delgados y sin contracturas y volvemos a las acciones normales? ¿A esas mismas actividades que nos hicieron coger peso, o que nos doliera el cuello?… ups… pues que vemos, que de milagros nada… No solo cogemos de nuevo el peso, ¡sino que lo hacemos mucho más rápido!

En esta época de confinamiento mundial que nos ha tocado vivir a todos en primera persona, hemos tenido que cambiar y mucho, nuestra rutina. El principal, y que todos hemos notado más, ha sido la drástica reducción de la movilidad.

Numerosos desplazamientos laborales y estudiantiles casi desaparecidos, y muchos procesos industriales, reducidos a su mínima expresión. Esto ha sido en su mayoría lo que ha hecho que tanto hablemos de la reducción de emisiones, y de que en muchos medios se compartan titulares e imágenes del antes y después de muchas de nuestras ciudades… “El mundo se para, el planeta respira”.

Sí, le estamos dando un respiro al planeta, a nuestros pulmones y a nuestros ojos, porque cierto es que contamos con nuevos paisajes libres de humos.

La pena que la experiencia nos dice lo que vendrá después, porque a pesar de haber pasado por el nutricionista y por el fisio, si volvemos al ritmo de ingesta anterior, engordaremos, y si volvemos a las malas posturas, nos volverá a doler la espalda.

Son muchos los que sueñan con volver a la normalidad, pero la normalidad es precisamente lo que nos ha llevado a esta situación, que no es nada buena.

Parecía que nos iba a costar mucho adaptarnos a esta nueva situación (seguro que para muchos no ha sido nada fácil) pero deberíamos aprender de lo positivo que podemos conseguir, aspectos positivos que ya estamos viendo.

Si no, en pocos meses veremos los efectos adversos de la “dieta milagro” a la que hemos sometido al planeta.

Fuente imagen: Pixabay

¡Ahora en podcast!

Hola a todos.

Hoy vengo a contar que este blog ha crecido un poquito. Tras unos años de pruebas incluyendo cambios en las pestañas, en el contenido y en la manera de ofrecerlo (sí, me ha llevado años porque el blog ocupa solo mi escasísimo tiempo libre) hoy Con G de GEO trae una novedad. Al blog le ha salido un nuevo amigo, ¡su homólogo en podcast!

Hoy 9 de marzo de 2020, nace una nueva red de podcast que compartirá programas y episodios todos ellos dedicados a ciencia, medio ambiente y naturaleza. Unos temas muy interesantes en los que las energías renovables, la sostenibilidad y la eficiencia energética desde luego tienen cabida.

Esta nueva familia de podcast responde al nombre de “Podcastidae” (la terminación -idae- es una semántica que, si no me equivoco, refiere biológicamente a un grupo, conjunto o familia) ¡y así resulta la familia de podcast!

¡Y Con G de GEO tiene ahí su sitio! ¡Me he animado al texto ponerle voz!

Este formato de radio tan cómodo y particular me ha gustado mucho como usuaria, porque confieso que la radio es mi compañera desde que tengo uso de razón; pero también me gusta como parte de él, y sobre todo tras las increíbles experiencias que he tenido como podcaster con Ondulados y Va por Nosotras.

Muy emocionada por empezar este nuevo proyecto, muy agradecida a Podcastidae y a sus fundadores. Y a los demás, ¡Con G de GEO estará 2 lunes al mes tras los micros!

La COP, concienciando generaciones desde…

Bueno qué, ¿analizamos ya?

PROS:

– Aparición diaria en los medios

– Numerosos colectivos implicados

– Ganas de un cambio real por parte de muchos

– Escenario cercano

– ¡He ido yo!

CONTRAS:

– No ha servido para mucho

– Los que de verdad necesitan datos siguen sin verle el sentido

– Días después… y ya parece que no ha existido

5 contra 3… ¡no está nada mal!

Pues sí, una feria del clima terminada, una cumbre más que se pasa…

Ahora vamos a lo que interesa.

Cambio en el modelo energético

Se ha repetido tanto que parece una frase hecha.

Una frase que resume la fórmula, no mágica pero sí necesaria para empezar.

Las ciudades, las personas, las sociedades… necesitan avanzar, no pueden ni deben quedarse “estancadas”. Deben evolucionar así como lo hacen las necesidades y prioridades de cada generación. Por eso, ahora vamos en coche y no en carro, por eso nos vestimos, nos comunicamos y viajamos.

Para conseguir todo eso estamos constantemente consumiendo energía. Este consumo de energía es totalmente necesario, y para ello es necesario también el consumo de recursos naturales.

Tan natural como el agua, el aire o el sol, lo son también carbón y petróleo. La “falta de equilibrio” durante décadas en el consumo de estos productos que el planeta nos ofrece es lo que nos ha llevado a esta situación.

Ahora no es que contemos con las renovables que antes no teníamos, estas energías siempre han estado presentes; se dejaron más “de lado” por la utilización de otros tipo de combustibles porque era económicamente necesario que la evolución, crecimiento e industrialización avanzaran a un ritmo más rápido.

Pero ya hemos crecido, ya hemos evolucionado y estas décadas de industrialización y de buenas y malas decisiones, dan lugar al conocimiento que ahora tenemos del sector energético. Un sector que nos necesita más que nunca.

El cambio en el modelo energético actual es del todo necesario, es un sector que requiere de entendimiento por parte de los consumidores y sobre todo, un sector al que le esperan años de adaptación a un método más sostenible. Unos años en los que tendremos que asumir pequeños cambios de rutinas, de invertir en unas cosas y reducir en otras. Un cambio de mentalidad.

Prepárense para las comidas navideñas, porque yo pienso hablar

Comentaba con compañeros estos días de lo importante que es la comunicación, y sobre todo trasladarla a los niños, y ya no concienciarles, sino acompañarles en su crecimiento con este problema. Hablar con las generaciones que se están formando ahora.

Pero me he dado cuenta, que este colectivo no es el indicado. Este colectivo es precisamente uno de los mayores conocedores del problema, porque la formación en materia de medio ambiente y naturaleza nunca se ha abandonado.

Hay que incidir más en crear conciencia en los que ya somos adultos. En incidir en conocer lo real del problema; no a los niños, sino a los adultos.

A ese colectivo de personas que estamos corrompidas con horarios, diferentes prioridades, tan saturadas de malas noticias que preferimos pasar y centrarnos en otras cosas. Ese colectivo de personas que son las que rebaten argumentos.

A los que consumimos en grandes almacenes, o a los que compramos el producto envasado que está junto al fresco…

De niños sabemos cómo actuar, así que de adultos tenemos que continuar así.

La que suscribe lo sabe; la que suscribe, de niña fue a campamentos en los que se hablaba de lo importante del cuidado del entorno natural, presenciaba talleres de reciclaje e incluso ¡hacía jabón y pasta de dientes con residuos! … Y ahora ya no… ahora lo compra…

Im: COP25 de Madrid – @pserranoana

Refs:

https://noticias.eltiempo.es/la-cop25-concluye-con-muchos-frentes-abiertos/
https://noticias.eltiempo.es/decepcion-ante-la-falta-de-acuerdo-de-la-cop25-celebrada-en-madrid/
https://www.climatica.lamarea.com/cop25-greenwashing-contradicciones/
https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2019/11/29/la_cop25_una_oportunidad_para_nuestro_futuro_como_nacion_101525_1023.html
https://elpais.com/sociedad/2019/12/02/actualidad/1575268228_449028.html

Más atención al Certificado Energético, por favor

En el sector de la industria y la ingeniería, el concepto de eficiencia energética está muy de moda. Cada vez se anuncian más opciones tanto para minimizar costes como para aumentar la eficiencia en procesos, productos y hasta en cada paso que damos.

Hablo de perfiles industriales porque son los potencialmente energéticos, pero nosotros, nuestras casas y pequeños negocios no están exentos. En un papel muy importante, también tenemos que estar familiarizados con estos conceptos en materia de eficiencia energética.

¿Qué es?

El certificado de eficiencia energética como tal, es un documento que recoge toda la información que afecta al consumo energético de nuestro domicilio, local o negocio.

Ofrece toda una colección de datos referentes tanto al edificio físico (materiales de construcción, número de puertas y ventanas, datos de sombreado, cornisas, muros…) así como los datos técnicos de todas las instalaciones de climatización con las que se cuente (sistemas ACS, refrigeración, calefacción, contribuciones energéticas…)

Con la calificación energética obtenida con los datos disponibles, se ofrece también una serie de posibles mejoras energéticas en la edificación, para que, en el caso de querer aplicarlas, este índice energético sea más positivo.

¿Para qué se creó este documento?

Desde junio de 2013, este certificado energético es obligatorio en los procesos de compra/venta o alquiler de bienes inmuebles.

Muchos pensarán que este documento no sirve más que para tocar las narices a un propietario aumentando la burocracia (ya grande de por sí) a la hora de vender o alquilar un inmueble.

Si esa fuera la intención, mucho provecho podemos sacar de ella.

Beneficios para el propietario

Al aportar esta información energética de una propiedad, se está aportando más datos de interés que pueden hacer más atractivo el ofrecimiento.

A la información de “tres dormitorios, dos baños, salón, cocina y garaje” se está añadiendo un valor muy aproximado de los posibles gastos energéticos que tendrán los futuros usuarios. Estos podrán así ver futuras posibilidades.

Beneficios para el comprador o arrendatario

Conocer los datos de gastos en facturación, así como hacerse una idea del confort térmico en la que podría ser nuestra futura vivienda (o negocio) por lo general no se considera prioritario. Esto se puede considerar un error, ya que la calidad de vida se interpreta de muchas formas, y una de las más importantes es un buen estado climático en aquellos lugares donde más horas pasamos, y sobre todo a un buen precio.

Como futuros dueños de una propiedad, el certificado de eficiencia energética nos ayuda al cálculo de gastos mensuales que todos hacemos.

Los gastos energéticos de una vivienda, son prioritarios en el dinero destinado a un confort térmico tanto en verano como en meses más invernales. Conocer estos números antes de acceder a una nueva vivienda, nos ayudará a encontrar la más adecuada según necesidades e incluso según en la zona climática en la que nos encontremos.

Y por supuesto si somos “manitas” o estamos dispuestos a reformas, y con una pequeña visión de futuro, siempre se puede mejorar esa calidad energética, con las recomendaciones energéticas que se indican.

Aquí hay negocio

Desde su entrada en vigor, ni qué decir que tenemos los certificados “hasta en la sopa”. Cada día se compran y venden numerosos inmuebles. La necesidad de certificados, crea la necesidad de profesionales certificadores.

Solo hay que hacer una pequeña búsqueda en internet para ver la cantidad de empresas que ofrecen este servicio.

Los presupuestos aparecen en primer plano, es normal porque es lo que interesa, a la hora de contratar un producto o servicio.

Lo que me llama la atención de esto, es que solo se basan en un concepto a la hora de poner precio, los metros cuadrados.

Hay que apostar por la calidad y el trabajo serio, no tratar este documento como un papel más en la venta. Bien he dicho antes, que el conocer el dato real de eficiencia energética, aporta un valor más al producto que estás ofreciendo.

Contratando servicios más económicos, que no visitan el domicilio, ni comprueban los datos de las instalaciones, no estamos dando garantía de un dato real.

Como en muchas causas (sanidad, educación, ciencia…) queremos a buenos profesionales, el confort térmico y los gastos en energía también se traducen en el bienestar que queremos.