15 años…

En más de una generación temporal, echamos la vista atrás y en la vida de cada una de las personas se han visto cerrar multitud de capítulos, unos con éxito y otros con menos, pero al fin y al cabo, es por nuestras herramientas que gracias a ellas, hemos llegado a donde estamos.

En los últimos 15 años, tanto yo como muchos generacionales míos, hemos finalizado nuestros estudios, hemos pasado la treintena, pasado por algunas empresas, pasado por problemas familiares, montado negocios, fracasos, éxitos, algunos hijos, pérdida de familiares, otras empresas, intervenciones quirúrgicas, traslados de ciudades, resignación con nuevos gobiernos, adaptación a nuevas burocracias, compra-venta de propiedades, atentados, superación de baches profesionales, resolución de problemas tanto personales como a terceros… y todo ello, nosotros mismos, sin ayudas y sin presupuestos.

Y ahora, políticos, instituciones y empresas, cuyos nombres salieron en los medios hace 15 años por el desastre del Prestige¿qué habéis hecho?

Porque en mi explorador solo aparecen noticias que poco difieren de las vistas en los años 2002 y 2003. Noticias que como siempre muestran como preferente la discordia entre público y privado antes que la salud y el medioambiente.

Y como no podía ser menos, ante la pasividad de aquellos que nos lideran y que cuentan con el potencial económico para la resolución, a las playas acudieron voluntarios (sin cargos públicos) a hacer frente al (según muchas referencias) tercer mayor desastre medioambiental de la historia.

Me alegra, que tanto entonces como ahora, fueran los voluntarios los que protagonizaron muchos titulares.

En estos años, superado casi medioambientalmente (que no social) los vertidos de fuel en su día, otras amenazas tienen hoy los habitantes de Galicia, ya que la ceniza que deja la “resaca” de los incendios que sufrieron hace pocas semanas, se deja ver en pozos, pantanos y manantiales.

Es muy probable que estos que sufren ahora los cortes de agua más justificados que nunca, pensaran 15 años atrás mirando a sus costas, que no se verían en un problema ambiental tan lamentable…

Pues hay una diferencia…, la catástrofe del Prestige, fue un accidente puntual, el resto no.

Es más que sabido que en nuestra mano no está el evitar tragedias naturales, pero sí en su correcta recuperación y en la prevención para, en muchos casos, la reducción de los efectos.

15 años de malas prácticas en los que teníamos que haber aprendido en prevención y recuperación de catástrofes naturales y medioambientales, no han servido para lo que en los últimos meses han sido los protagonistas en medios… los tradicionales incendios forestales en verano y también los altos niveles de contaminación en la comunidad de Madrid.

Con esto, se ven las pocas ganas que tienen muchos sectores en conseguir una mejora social. Parece que no piensan que en otros 15 años, serán sus hijos y nietos, los que harán vida en el entorno que estamos ahora contaminando.

nature1

nature2

nature_influencer1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s