No es un éxito musical, pero nos acompaña cada verano

…“Espero que el post que escriba dentro de un año, por estas fechas, difiera bastante de lo expuesto hoy…”…

Cuando en julio de 2015 finalizaba con esta frase el texto publicado, me estaba refiriendo a la situación más trending de los últimos veranos. A los incendios forestales.

Recordaba por entonces los años que me tocaba ir a campamentos de verano.

Hace 25 años en los citados campamentos, no se practicaban tanto actividades multiaventura, no había campamentos espaciales, ni estaba de moda la robótica. No había tampoco campamentos de teatro, música y danza.

En los 7 u 8 días exclusivamente se practicaban actividades relacionadas con el medio ambiente, dinámicas y juegos con plantas, maderas, rutas para la observación de la vegetación del entorno y lo que difería o no de nuestros lugares de origen.

Ya aprendíamos a reciclar y reutilizar todo tipo de materiales.

Y bueno, cada día se organizaban grupos de limpieza del entorno, para no dejar restos de cualquier paso nuestro.

Toda una generación nos introducíamos en el cuidado del medioambiental y organizaba las actividades del día siguiente junto a una hoguera.

Esa generación vimos después cómo se legislaba este tipo de acciones y se regulaba bajo importantes normativas el encender fuego en el campo. Acompañaban a esto la multas por cigarros, botellas y vidrios en zonas de camping y márgenes de carreteras.

Acogimos esas medidas como coherentes y prudentes y sobre todo necesarias ya que prometían (como muchas otras) un mejor planeta para nuestro futuro.

¿Y cuál es el resultado de años de cuidado, respeto y conocimiento del entorno? Pues que cada temporada veraniega (pasados ya los “taitantos”) vemos que los titulares que abren muchos telediarios suman más víctimas, más hectáreas y datos más devastadores cada vez.

Es posible que en los campamentos de verano yo no aprendiera a remar ni a escalar, ni tampoco bailes, pero sí volvía con más respeto por un medio ambiente que ahora está más legislado y en peor estado.

Un recuerdo muy importante a las víctimas y familiares de estos incendios del verano del 2018. Las pérdidas causadas no pasan con la calurosa estación.

incendio nerva

Incendio Nerva – Agosto 2018 (EcoDiario.ElEconomista)

Anuncios

3 pensamientos en “No es un éxito musical, pero nos acompaña cada verano

  1. Lamentablemente el sonido del fuego es un sonido que nunca te se olvida, queda grabado en tú memoria auditiva como ocurre con las personas que viven un conflicto bélico.
    Todo es terrorífico,el crujir de la madera,las explosiones de las piñas de los pinos que salen disparadas en todas las direcciones.
    Que mala herencia vamos a dejar para las generaciones futuras y luego para que salgan diciendo que no existe el cambio climático.
    Lamentable.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s