Tú y tu foto de perfil

Tú…

¿Cuánto tiempo hace que tienes tu número de móvil?

Puede que lo hayas tenido que cambiar hace poco y solo lo tengas un par de semanas.

Puede que el número que usas sea el que te dio la empresa hace 5 años.

Puede que lo heredaras de tu madre cuando ella se compró uno mejor.

Puede que, como yo, lo tengas desde que empezaste la universidad.

En nuestros muchos años de usuarios de la telefonía, herramienta fundamental para todos, en diferentes momentos hemos tenido que identificarnos con nuestro número: Asuntos familiares, compras, parejas, eventos, clase, búsquedas de trabajo, amigos de…

Miles de contactos han pasado, y continúan, en nuestras agendas. Agendas que, a parte de facilitarnos la memoria, casi cuentan nuestra historia con una particular cronología.

Me aventuro a afirmar que todos esos números compartidos, hoy son usuarios de la app de mensajería WhatsApp. Contactos que al igual que tú, tienen una foto de perfil.

Una foto que, que como en las redes, utilizamos para identificarnos; Un selfie, una foto grupal, un monumento visitado…

No está mal… está chulo, ¿no?…

No del todo…

Como todo avance que ofrece la tecnología, son herramientas que nos ayudan solo si se utilizan bien.

Al igual que en tu CV, tu foto de perfil te representa solo a ti. Tu teléfono es la ventana a todos aquellos que te tienen como contacto en la agenda. Te representa a ti, no a tus hijos, nietos… y todos esos menores de edad que ahora ocupan tan importante papel en tu vida.

A nadie nos gustaría que se hiciera un mal uso de nuestra imagen en una empresa o en un medio de comunicación… pues empecemos por no ponerlas por todas partes…

Hoy, tienes un hijo, un par de sobrinos, todos esos pequeñajos que han traído tus amigos al mundo que te llaman tito o padrino

¿Cuántas fotos de ellos tienes en tu móvil?

No tengo ni qué recordar, que WhatsApp y Facebook pertenecen a la misma empresa y con ello, condiciones, datos y un sinfín de consultas…

Dicho esto…

Por favor, no pongáis fotos de menores en vuestros perfiles.

 

Imagen1

 

 

Anuncios

15 años…

En más de una generación temporal, echamos la vista atrás y en la vida de cada una de las personas se han visto cerrar multitud de capítulos, unos con éxito y otros con menos, pero al fin y al cabo, es por nuestras herramientas que gracias a ellas, hemos llegado a donde estamos.

En los últimos 15 años, tanto yo como muchos generacionales míos, hemos finalizado nuestros estudios, hemos pasado la treintena, pasado por algunas empresas, pasado por problemas familiares, montado negocios, fracasos, éxitos, algunos hijos, pérdida de familiares, otras empresas, intervenciones quirúrgicas, traslados de ciudades, resignación con nuevos gobiernos, adaptación a nuevas burocracias, compra-venta de propiedades, atentados, superación de baches profesionales, resolución de problemas tanto personales como a terceros… y todo ello, nosotros mismos, sin ayudas y sin presupuestos.

Y ahora, políticos, instituciones y empresas, cuyos nombres salieron en los medios hace 15 años por el desastre del Prestige¿qué habéis hecho?

Porque en mi explorador solo aparecen noticias que poco difieren de las vistas en los años 2002 y 2003. Noticias que como siempre muestran como preferente la discordia entre público y privado antes que la salud y el medioambiente.

Y como no podía ser menos, ante la pasividad de aquellos que nos lideran y que cuentan con el potencial económico para la resolución, a las playas acudieron voluntarios (sin cargos públicos) a hacer frente al (según muchas referencias) tercer mayor desastre medioambiental de la historia.

Me alegra, que tanto entonces como ahora, fueran los voluntarios los que protagonizaron muchos titulares.

En estos años, superado casi medioambientalmente (que no social) los vertidos de fuel en su día, otras amenazas tienen hoy los habitantes de Galicia, ya que la ceniza que deja la “resaca” de los incendios que sufrieron hace pocas semanas, se deja ver en pozos, pantanos y manantiales.

Es muy probable que estos que sufren ahora los cortes de agua más justificados que nunca, pensaran 15 años atrás mirando a sus costas, que no se verían en un problema ambiental tan lamentable…

Pues hay una diferencia…, la catástrofe del Prestige, fue un accidente puntual, el resto no.

Es más que sabido que en nuestra mano no está el evitar tragedias naturales, pero sí en su correcta recuperación y en la prevención para, en muchos casos, la reducción de los efectos.

15 años de malas prácticas en los que teníamos que haber aprendido en prevención y recuperación de catástrofes naturales y medioambientales, no han servido para lo que en los últimos meses han sido los protagonistas en medios… los tradicionales incendios forestales en verano y también los altos niveles de contaminación en la comunidad de Madrid.

Con esto, se ven las pocas ganas que tienen muchos sectores en conseguir una mejora social. Parece que no piensan que en otros 15 años, serán sus hijos y nietos, los que harán vida en el entorno que estamos ahora contaminando.

nature1

nature2

nature_influencer1

Contaminación en Madrid

La pasada semana, en la ciudad de Madrid y alrededores, los niveles de CO2 y NO2 protagonizaron amaneceres.

Jornadas que cada 24 horas, se veían alteradas por los avisos en los cambios del ritmo de la circulación, cortes y reducciones.

Como un blog de divulgación ambiental, no podía faltar un post en referencia a ello, un texto que hablara sobre los preocupantes valores de polución registrados, sobre las duras medidas aplicadas a la logística de numerosas personas, sobre los mensajes compartidos en redes nombrando a las instituciones competentes en materia…

Pero es que ya lo he escrito… el tema de la contaminación en Madrid y otras grandes ciudades, ya está más que hablado y más que transmitido en este blog y en otros en los que colaboro.

Posts escritos en los años 2015, 2016 y el presente, en los que se habla de contaminación, alergias, cortes en el tráfico, deterioro de parques y jardines, transporte público y hasta de técnicas fotocatalizadoras que se definen por la capacidad de absorber contaminantes atmosféricos mediante una reacción química activada por la luz solar.

Escritos que reciclo (#NatureInfluencer) en la entrada de hoy, y que solo con cambiarles la fecha de publicación, podrían igualmente considerarse de este mes a efectos de comunicación y noticias.

contaminacionmadrid

Imagen – @pserranoana – Octubre 2017 – 30 km de Madrid

Optimismo frente a la polución. De todo se saca provecho
Repartición en la reducción de emisiones
Una vez firmado el acuerdo…
Un impuesto lógico y, por fin, bien empleado
Ni respirando…
¿Por qué ha cambiado tanto la conciencia medioambiental?
¿Estamos preparados para el transporte sostenible?
Tecnología a favor del medio ambiente
Una conciencia con 30 años más

Silencio… ¡Se rueda!

El plástico, material sintético fabricado a base de polímeros, y otros compuestos orgánicos procedentes del petróleo y que poseen, para un intervalo de temperaturas, propiedades de elasticidad y flexibilidad que permiten ser moldeados adoptando así diferentes formas.
 Uno de los grandes avances en el descubrimiento de este material es su resistencia a la degradación y su ligereza.
Un material que fue creado para la mejora y el avance de muchos aspectos de la sociedad moderna. Lo que no se imaginaba es que tan solo 100 años después, el plástico protagonizaría titulares también, pero con un sentido contrario a lo que en su día fue positivo.
Este material, en sus infinitas formas ha llegado a ocupar mares y océanos y ya no es un tema más de los muchos que se tratan sobre medioambiente.
El ver animales atrapados entre bolsas, envenenados con residuos y mutilados por centenares trozos de este material, han calado hondo.
Ya son muchas las iniciativas que comparten este mensaje acompañadas siempre con una imagen de una tortuga con el caparazón deformado, o con un caballito de mar abrazando un bastoncillo…
Como muy habitual seguidora de este tipo de campañas, estas imágenes citadas aparecen cada vez que visito mis perfiles de redes…
Cada vez se comparten más, hay una conciencia cada vez más creciente en el mensaje a transmitir, que irónicamente no es otro que el que estas escenas se repitan cada vez menos.
El plástico es uno de los materiales de nuestra época y por mucho daño que genere, no va a desaparecer. Es un material con multitud de aplicaciones y que ha ayudado en muchos aspectos al avance en ciencia y tecnología.
Y como no va a desaparecer, los compañeros que encabezan el proyecto #Hondar2050, se van a encargar de hacernos llegar, junto con el mensaje medioambiental de la basura aparecida en el océano, de que estos residuos tengan una segunda vida sin pasar por los estómagos de los animales marinos.
Es estos últimos meses de 2017 y los primeros del 2018, se está preparando un documental que estudia la aparición de tanto material plástico en la costa Vasca, un mensaje dirigido a todo tipo de público para concienciar de que la mejora de nuestras costas está en nuestra mano.
Y… como en toda ciencia, hay un sitio para la cultura y el arte. Todo el material recogido durante el rodaje (y los meses previos) se empleará en la creación de obras de arte que serán expuestas tras la presentación.
Sí, ciencia, arte y medioambiente se encuentran bajo el título de #Hondar2050.
En los siguientes enlaces se puede ver el avance del proyecto:
Desde Con G de GEO, agradecer a todo el equipo de #Hondar2050 por darme la oportunidad de unirme al proyecto.
cartel

El turismo, cuando no mata… nos engorda

¿A qué se llama turismo de calidad? ¿A los adinerados que hacen innumerables compras? ¿A los jóvenes que invierten en alcohol? ¿A los jubilados que dedican lo recaudado en sus años laborales en hoteles por toda la costa? ¿A instalaciones 5 estrellas?

Para una servidora, el turismo de calidad tiene otro mensaje. Muchos coincidirán conmigo en que la calidad no está en lo caro, no está en ir a los sitios de moda… y hay que vivir muchas situaciones como las de las Islas Cíes para entenderlo…

Y ha sido precisamente este caso lo que me ha llevado a publicar esta entrada, con doble rasero se podría decir.

Por lo visto, en un intento de llevar a lo práctico el “aquí hay pasta” de muchas empresas, ha llevado al conflicto/noticia de la política gallega.

Resumo: Como uno de tantos, el espacio natural de las Islas Cíes (Vigo) se ha puesto de moda como si de una exposición itinerante se tratara.

Pues han llegado aquí empresas navales (entiendo que privadas) con la idea de facilitar nuestro trayecto a las citadas islas y poderlas disfrutar. Pues lejos de facilitarlo, y haciendo un símil bastante acertado con el overbooking en otros medios de transporte, han trasladado a más visitantes de los que el espacio natural permite.

Autoridades, dando la voz de alarma, hacen que estas empresas asuman su error productivo con el pago de la correspondiente multa.

¿Y qué pasa con esta multa? Lo mismo que con las industrias que expulsan sus residuos a ríos y mares; pues que con las elevadas ganancias que consiguen saltándose los protocolos de seguridad, cubren de sobra su importe. Esto significa: “Me puedo permitir pagar la multa, así que sigo saltándome las normas”.

Y… ¿qué parte de culpa tenemos los demás? Pues que parece que no hay otra época del año en que podamos visitar estos espacios, que a diferencia de otros, estos pretenden estar muchos años aquí.

Si como sociedad, nos guiamos por modas, por ambientes del tipo “si aquí hay mucha gente es que se está bien…” haremos que situaciones así se repitan cada vez más.

Este verano me he cansado de ver en redes playas llenas, empujones para tomar un mojito “aguado”, carreras para conseguir la mejor tumbona (y usada) … ¿de verdad los hay que pagan (con lo que cuesta ganarlo) por todo eso?

Así se cierra el mes de agosto que más ha dado que hablar sobre el turismo en nuestro país. Con cifras hoteleras que, para ellos, sí son una medida de calidad.

Un mensaje #NatureInfluencer para esta época de vacaciones, podría ser que la calidad no siempre la tenemos por qué ver en las cifras. Hay ocasiones para poder disfrutar de todo… ¿No esperamos dos años para una boda en el sitio deseado? Pues esperemos también para unas vacaciones lejos de estos daños sociales, que los sitios turísticos no se van a mover.

¡Feliz inicio del curso y regreso de lo que espero que no hayan sido unas vacaciones estresantes!

Espaciosnaturalesvacios

baresyhotelesvacios

Más raro que un perro verde…

perroazul

No es un filtro ni tampoco un personaje de Avatar…

En las inmediaciones de una fábrica que en su producción emplea tintes, en Bombay, se han dejado ver un número de perros callejeros teñidos de azul que parece que han dado forma a ese dicho de los 90.

Estos animales, siguiendo su instinto primario, han sido víctimas (también primarias) de los efectos ambientales que reinan en las cercanías de tantas fábricas que eliminan residuos.

Y es que la contaminación, con un ejemplo más real, lejos de reducirse, sigue dejándose ver.

Vemos perros teñidos, sí, pero lo que no vemos son los riesgos secundarios que esto conlleva.

Porque estos animales están compartiendo las calles con los trabajadores y demás gente local que transita por allí.

Estas fábricas llevan años expulsando estos residuos, y sus empleados años de profesión con problemas oculares y respiratorios.

Al igual que en los inicios de la industria energética se empleaban combustibles fósiles necesarios para su evolución, ha habido muchas industrias que para su progreso recurrieron en efecto al uso de compuestos químicos, y otros componentes sintéticos que han ido apareciendo en el mercado.

Y siguiendo con esa similitud a las energéticas, parece que muchas grandes industrias niegan también una reestructuración hacia los componentes naturales y orgánicos siendo muchos sustitutivos a los procesos actuales.

Volviendo a estos animales de cuatro patas, me alegra leer en uno de los artículos en prensa, que poco a poco, están volviendo a su color original (como tintes que son) cosa, que no eliminará el problema, solo lo hará desaparecer a nuestros ojos y no así a nuestro organismo; organismo que seguirá ajeno a los innumerables componentes artificiales que co-habitan con nosotros en nuestro día a día.

En las referencias que continúan, se muestran las noticias completas, haciendo incidencia sobre todos en la contaminación que sufren estos suburbios de Bombay, protagonista de la noticia.

Para finalizar quisiera añadir, que industrias contaminantes hay en muchos lugares, tanto desarrollados como no, y que con el potencial resultante de muchos años de evolución en los estudios de materiales y demás elementos, contamos con las herramientas perfectas para ver más azul en el cielo que en los perros.

Refs:
https://actualidad.rt.com/viral/247022-perro-azul-india-contaminacion-rio
http://www.lavanguardia.com/natural/20170817/43613637479/perros-bombay-se-estan-volviendo-azules.html
https://elpais.com/internacional/2017/08/16/mundo_global/1502887677_737074.html

 

Dicen que los -blogueros- somos los abuelos de los -youtubers-…

Esa es una de las conclusiones de las muchas a las que llegamos en la tertulia radiofónica compartida en el último programa Del Logo al Mythos. Segunda visita que hago ya a los estudios de Radio ELA.

Tuve el honor de ser invitada por la pareja Cuentíficas, dúo formado por mis, ya amigas Marta y Paloma, a una jornada que decidieron dedicar a la divulgación de contenidos en blogs.

Podría contar un poco más de qué estuvimos hablando, pero ni qué decir, que la radio se escucha, no se escribe, y que lo mejor que tiene es que se puede hacer mientras se realiza otra actividad, así que, cerrando pantalla y activando audio.

intro_dellogo